06/10/2022

El bitcóin puede convertirse en la moneda de reserva de «una nueva era»

Do Kwon, fundador de la plataforma Terraform Labs, con sede en Seúl (Corea del Sur), anunció su intención de empezar a acumular bitcoines por valor de 10.000 millones de dólares con el objetivo de respaldar su propio ‘stablecoin’ (criptomoneda estable), TerraUSD.

Este compromiso «está disparando el mercado» y  representa una tendencia para «coronar al bitcóin como la moneda de reserva de una nueva era», estima Reuters en su artículo.

Antes de profundizar sobre las razones que podrían llevar al bitcóin a un nuevo estatus, vale la pena mencionar que los ‘stablecoins’ son tokens, cuyo valor está asociado a una moneda fiat, como el dólar estadounidense, y están gestionados por una empresa, que ejerce de entidad central.

Sin embargo, la vinculación a los activos tradicionales para evitar cambios drásticos de valor va en contra de la misma idea de la naturaleza descentralizada de las criptomonedas.

La criptomoneda estable más conocida es Tether, que puede ser cambiada en bitcoines u otras criptomonedas con relativa facilidad.

Señales para el mercado

Por otro lado, la adquisición masiva por parte de Terraform contribuye al fortalecimiento del precio del bitcóin. Algunos actores del mercado incluso vinculan la subida de la criptomoneda hacia los 48.000 a finales de marzo con la compra de Kwon en el marco de este proyecto.

«La compra [de bitcoines] de 10.000 millones de dólares puede mover el precio a corto plazo. Pero a más largo plazo, es más lo que señala: que el bitcóin se ha introducido como la forma más caliente de respaldo colateral para las divisas», enfatizó Sid Powell, CEO de Maple Finance, la empresa prestamista de criptomonedas.

Auge de ‘stablecoins’

Los ‘stablecoins’, que se usan mucho como medio de intercambio por comerciantes que buscan especular con otras criptodivisas, «están ganando terreno rápidamente» en el mercado digital, indica Reuters.

En particular, hace un año la capitalización bursátil del Tether rondaba 44.500 millones de dólares, mientras la de TerraUSD era de 1.760 millones. Desde entonces se dispararon hasta más de 82.500 y 16.800 millones respectivamente, según los datos de CoinMarketCap.

Tether y USD Coin (otro ‘stablecoin’) mantienen sus reservas en activos tradicionales, cuyo valor corresponde al de los tokens en circulación. A su vez, TerraUSD está vinculada al dólar mediante un algoritmo que regula la demanda y la oferta en un complejo proceso que incluye el uso de otro token llamado Luna.

En este sentido, la apuesta por reservas en bitcoines puede reforzar el tipo de cambio TerraUSD a la vez que el proyecto sigue siendo compatible con criterios de descentralización.

«Respaldar [TerraUSD] con algo tan predecible -no desde el punto de vista del precio, sino de las normas y el gobierno- como el bitcóin, aporta mucha confianza a la gente», señaló Matthew Sigel, uno de los expertos entrevistados por el medio, quien instó a otros ‘stablecoins’ algorítmicos a seguir el ejemplo de TerraUSD.

Posibles riesgos

Algunos especialistas apuntan que el acercamiento entre el bitcóin y otros ‘stablecoins’ podría representar un nuevo riesgo para los criptomercados, dado que antes ya había tales criptomonedas estables y su valor colapsó.

«Todavía hay mucho trabajo por hacer e incertidumbres regulatorias que superar en relación con las ‘stablecoins’ algorítmicas y su resistencia a un colapso en las contracciones, que podría causar una llamada ‘espiral de la muerte‘», afirmó Carlos Gonzáles Campo, analista en la empresa 21Shares.

El experto explicó que por este término se entiende que «la contracción de los UST (TerraUSD) lleva a la acuñación de Luna y a la disminución de su precio, lo que provoca miedo y más reembolsos de UST».

Por su parte, Lunde, de Arcane Research, aconsejó tener otras reservas, aparte de Luna, para no depender tanto de su rendimiento.